Mentes legales para prevenir y dar solución.

Siempre atienden las llamadas, siempre resuelven tus dudas y te mantienen informado por pequeño que sea el asunto, te sientes como el cliente más importante aunque no seas el único
– Andrés Fuentes. Funcionario Público

La visión que tienen de su trabajo, más allá de dar respuesta jurídica a los asuntos, está basada en una relación de confianza que aporte a largo plazo enfoque global, consejo e impulso. Un apoyo constante.
– Juan Arias. Hostelero

 

¿Cómo podemos ayudarle?

Bienvenido al sitio web de OfLegal.

Aquí tiene nuestra pequeña historia. Esperamos sea una invitación a conocernos mejor.

Somos un Despacho multidisciplinar orientado a las personas, los profesionales y los pequeños comerciantes, con propensión a centrarse en su esfera público-administrativa pero sin descuidar el ámbito privado y patrimonial, en el que colaboran letrados de todo el territorio nacional con experiencia previa en grandes firmas y empresas multinacionales que tomaron en su momento una ilusionante decisión, la de seguir su propio derrotero profesional con el objetivo fundacional de proporcionar un servicio legal eficaz, de calidad y, sobre todas las cosas, cercano.

Nuestro bufete es un centro de prestación de servicios legales con implicación puntual de ser ello necesario de abogados especializados o Despachos “best friend” en función de la materia y de la localización geográfica en la que se encuentre el interés del cliente. OfLegal no factura visitas o el estudio previo del asunto para ver su viabilidad, y puede permitirse que los honorarios, siempre por escrito y ajustados documentalmente a las normas de los correspondientes Colegio de Abogados, además de competitivos se abonen tanto a plazos como a éxito.

OfLegal está liderado y coordinado por profesionales del Derecho cuya experiencia, colegiación y credenciales académicas están a su disposición y pueden ser referenciadas si Vd. así lo requiere, y que asesoran a nuestros clientes desde una perspectiva integral para alcanzar el que debe ser el objetivo final y último de toda práctica legal, que lo que es un problema o una inquietud deje de serlo para siempre.

.