¿Cómo impugnar un traslado de centro de trabajo?

¿Qué derechos tiene el trabajador ante esta circunstancia?

En la actualidad existe numerosas empresas que trasladan sus centros de trabajo a otras ciudades o zonas geográficas que les resulten más beneficiosas, ya sea por productividad, por abaratar costes o para mejorar su competitividad. Este cambio de lugar afecta directamente a los trabajadores y no siempre pueden aceptar las nuevas condiciones del trabajo.

Se considera un traslado cuando el lugar de trabajo se cambia de forma oficial y definitiva para el trabajador. También se considera un traslado cuando sea superior a 12 meses en un periodo de 3 años.

Es importante matizar si la modificación del lugar de trabajo implica un cambio en la residencia habitual del trabajador, porque si eso ocurre estaremos ante una movilidad geográfica.

La decisión tomada por la empresa que implica el traslado del trabajador o de los trabajadores, debe notificarse a los afectados y/o a sus representantes legales, con un plazo mínimo de treinta días a la fecha del cambio de lugar de trabajo.

El trabajador afectado por esta nueva ubicación tendrá tres opciones:

  • Aceptar el cambio.
  • Desvincular su contrato con la empresa.
  • Impugnar el traslado por vía judicial.

Derechos del trabajador ante un traslado

El trabajador podrá aceptar el traslado y reclamar la compensación económica correspondiente por los gastos que este nuevo lugar de trabajo le pueda acarrear. En la mayoría de las ocasiones puede incrementarse el salario que percibe o negociar algunas condiciones laborales y mejorarlas.

En cambio, si el empleado no está de acuerdo con dicho traslado, tiene derecho a solicitar la extinción de su contrato laboral y, por supuesto, recibir el pago de la indemnización que le corresponda (20 días de sueldo por año trabajado con un tope máximo de 12 mensualidades). Con esta opción el trabajador pasará a estar en situación de desempleo y si tiene un mínimo de un año cotizado, podrá pedir la prestación por desempleo, es decir, el paro.

¿Qué pasa si el trabajador no está de acuerdo con el traslado y tampoco quiere rescindir su contrato? Os desvelamos esa opción en el siguiente punto.

Impugnar el traslado de la empresa

Si el trabajador no está de acuerdo con el traslado, tiene la opción de impugnar la decisión que ha tomado la empresa acudiendo a los tribunales. Si el empleado decide ir por vía judicial deberá presentar una demanda en un plazo de 20 días desde que recibe la notificación del cambio de lugar de trabajo. En este caso es imprescindible que el trabajador acuda al nuevo puesto de trabajo hasta que se resuelva la sentencia o podría verse afectado por un despido procedente y no recibir compensación alguna.

Si el juez declara que el traslado es injustificado, el empleado tiene derecho a reincorporarse en el centro de origen, pero si eso no es posible, podrá solicitar la rescisión de su contrato con derecho a la indemnización establecida para despidos improcedentes (33 días por año trabajado hasta un máximo de 24 mensualidades).

En OfLegal  somos un despacho de abogados multidisciplinar, trabajamos para todos los ciudadanos, abarcamos todos los campos y, por ello, ofrecemos nuestros servicios tanto al ciudadano de a pie como a grandes firmas y empresas multinacionales que ya confían en nosotros. Por supuesto, sin olvidar a los profesionales y pequeños comerciantes que son nuestros clientes más numerosos.

Nuestro compromiso con los clientes es ofrecerles los mejores servicios, con la mayor profesionalidad y proporcionarles una asistencia legal de calidad, eficaz y, ante todo, cercana. El cliente para nosotros es lo principal.

OfLegal es un bufete que está coordinado y liderado por auténticos profesionales del Derecho. Nuestros clientes podrán comprobar toda nuestra colegiación, credenciales académicas y experiencia, si así lo requieren, para confiar en nosotros y elegirnos como su bufete de confianza.

Nuestros abogados asesoran a nuestros clientes velando siempre por alcanzar el objetivo final, que no es otro que, solucionar los problemas de nuestros representados.

0
Comentarios

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *