¿Cuáles son los requisitos para que se pueda dar un proceso de internacionalización?

El proceso de internacionalización en el ámbito empresarial no es otra cosa que la oportunidad y la capacidad para poder desarrollar negocio fuera del país en el que se dio inicio a la actividad. Significa ampliar el mercado local y convertir nuestra compañía en una empresa exportadora, lo cual puede significar ser más competitivos y conseguir un exponencial aumento de las ventas, al tener una proyección de clientes mayor.

Y si bien no es una opción carente de riesgo y de inversión, la apertura de mercados extranjeros puede librarnos de las limitaciones de la venta local o nacional, además no es obligatorio hacer inversiones en países externos para ser una empresa internacional.

Ahora bien ¿Cuáles son los pasos o fases por las que debemos pasar para convertir nuestra empresa en internacional?

En primer lugar, es necesario evaluar los riesgos financieros que envuelve la internacionalización:

  • Evaluación de riesgo del país. Ello envuelve la rentabilidad de bonos del país en el que vamos a trabajar.
  • El tipo de cambio de moneda y la estabilidad bursátil del país donde queremos operar.
  • El riesgo económico asociado a la situación del país en el que queremos importar o exportar.
  • Verificación de las legalidades específicas de cada país y su efecto en la labor que queremos desarrollar. Es necesario conocer bien las leyes locales y la intervención del estado en dichos lugares a fin de que no entorpezcan la labor comercial que queremos desarrollar.
  • La estabilidad política y social de la región o zona donde queremos operar, no es lo mismo dirigirnos a un país europeo o de América del Norte que a uno de África o de Asia.

A continuación es necesario dar unos pasos imprescindibles para afrontar el reto de la internacionalización de la empresa:

  • Planificar la logística, lo cual envuelve buscar contactos exteriores y buenos contratos de transporte, pues es vital controlar los gastos de envío.
  • Asociarse con partners o empresas especializadas que faciliten tu integración. También aquí podemos incluir la adhesión a un cluster de empresas de nuestro sector en el que podamos cooperar.
  • Buscar empresas que den a conocer nuestros productos, consultoras que te ayuden en los procesos de transacciones, gestiones o en la resolución de problemas o reclamaciones que puedan surgir.
  • Tener claros los objetivos, saber en qué mercados queremos actuar y marcar una estrategia adecuada a esos mercados.
  • Observar y conocer la competencia en el sector en el que nos movamos. Estudiar sus productos, los plazos de entrega, devoluciones y otros contratiempos que manejen y saber cómo los manejan.

Requisitos básicos a cumplir para acceder a la internacionalización

Por otro lado, una vez conocemos las circunstancias, es necesario cumplir una serie de requisitos que vamos a enumerar a continuación:

  • En primer lugar nuestra empresa debe tener un producto a ser posible bien establecido a nivel nacional, que pueda tener éxito a nivel internacional.
  • Romper las barreras interculturales y raciales. Esto es vital pues debemos tratar con otras culturas, etnias e idiomas distintos, así que cuanto más conocimiento del otro país tengamos mejor, pues sabremos adaptar nuestro producto a mercados nuevos y diferentes.
  • Tener las cuentas saneadas y contar con un respaldo bancario para realizar la inversión requerida. Si somos fabricantes, la capacidad de producción debe ir en proporción al tamaño del mercado al que queremos llegar.
  • Controlar los costes es vital, pues vender a nivel internacional supone introducirnos en mercados muy competitivos, si no contamos con margen de maniobra, no llegaremos lejos en las negociaciones con los futuros clientes.
  • Organizar equipos de representación externos, expertos en comercio internacional y que estén preparados para poder introducir nuestro producto fuera de nuestras fronteras.

Desde “Oflegal” ofrecemos servicios de asesoramiento y consultoría jurídicos para multinacionales y por supuesto, asesoramos en todo lo que tiene que ver con la internacionalización de empresas. Nos encargamos de todo tipo de tramitaciones y gestiones administrativas, así como en la realización de estudios sectoriales normativos, detección y mitigación de riesgos legales en función del negocio y la localización de asesores en destino, todo a fin de que puedas abrir tu empresa a la internacionalización.

0
Comentarios

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *